La alegría de malvivir

C.G.Castellanos – 18/04/2016

A Ricardo no le falta de nada; borracho, putero, malhumorado y encima su mujer lo abandona. ¡Qué poca vergüenza! Vamos, que dejar tirado a esta joyita de trabajador del metro que no deja de pensar en sus errores mientras camina por la vía…

Volver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s